Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de religionenlibertad.com
Blog

El consuelo en el sufrimiento



    

Por la cruz del Señor viene el Espíritu Santo, brotando de su costado abierto. Y siempre que aparece la cruz en la vida del cristiano, el Espíritu Santo es derramado como consolación interior.
 
 
En el sufrimiento, es el Espíritu Santo quien nos sostiene y alivia interiormente. Consolar es dar fuerzas, ofrecer palabras de aliento y ánimo, acompañar en ese reducto de soledad íntima que acarrea todo sufrimiento: esa es la acción del Espíritu Santo que viene a confortar.
 
Consolando el Espíritu Santo, el alma puede permanecer firme en la tribulación y el sufrimiento porque sus palabras y su dulzura dan fuerzas al alma. Entonces nos hace firmes y fuertes desde dentro.
 
Además es un consuelo interior, intimísimo. Las personas, los amigos verdaderos que nos rodean, pueden ofrecer algo de consuelo, aliento, acompañándonos un trecho, pero nadie puede llegar al interior del alma y comprender la profundidad del propio sufrimiento, actuando dentro. Sólo el Espíritu Santo puede acceder al santuario interior de la persona, asumir el dolor que nos aflige, y consolar con suavidad. El Espíritu Santo Paráclito, Consolador, nos acompaña, va con nosotros, nos abraza con ternura, sugiere mociones que dulcifican y apaciguan el sufrimiento como nadie jamás puede hacerlo.
 
Es el Espíritu Santo el mejor recurso, abogado y amigo ante las múltiples experiencias de sufrimiento. Con su acción, además, infunde paz y serenidad en el sufrimiento, aun cuando estemos abatidos y humanamente ya sin fuerzas. En esa situación, con el don de ciencia, nos hace conocer el sufrimiento de Jesús, reconocer a Cristo a nuestro lado, unir a su sufrimiento redentor nuestro propio sufrimiento.
 
"Algunas veces es nuestra propia experiencia de dolor o sufrimiento la que conmoverá nuestros corazones y los hará más sensibles a las situaciones difíciles de nuestros hermanos y a la tragedia de la existencia humana. Y si el Espíritu está con nosotros, nuestro sufrimiento y dolor no nos amargarán. De hecho el dolor debería templarnos y hacernos vibrar ante la realidad del dolor del mundo con simpatía, empatía y amor, que se expresa en presencia y se encarna en acción por la libertad" (RAYAN, S., El Espíritu Santo, Salamanca 1990, p. 123).
 
¡Ven Espíritu Santo, luz que penetras las almas, fuente del mayor consuelo!
El acoso a los cristianos se multiplica; ReL necesita tu ayuda para seguir defendiéndote
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
ReL te recomienda
Fe y amor en la carta de Antonio Socci a su hija, que resucitó tras hora y media en parada cardiaca
El Papa Francisco propone a los confesores acudir al exorcista en casos de «disturbios espirituales»
Series, presentadores, realities: así se inoculó durante años en los hogares la ideología de género
Un bello anuncio de pasteles envasados transmite la doble visión cristiana sobre el rostro de Dios
Libro para colorear y comentar con los niños: 20 escenas de la Cuaresma, la Pascua y la Semana Santa
Habita en el ser humano y en la Iglesia entera
Comentarios
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
© 2017  |  www.religionenlibertad.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad