Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de religionenlibertad.com
Blog

Donde hay egoísmo... no existe alegría  



    

 Un joven preguntó a un maestro espiritual:
«Según tu manera de ver y de pensar ¿quién es un egoísta?»
Y el maestro espiritual respondió:
«La persona egoísta es aquella que no piensa nunca en ti, ni en mí, ni en el otro. Sólo piensa en sí mismo. No piensa en nadie más... que no sea él mismo.»
 
— El egoísta que usa de las personas para provecho propio... jamás logrará, por este camino, la verdadera alegría.
 
— El egoísta es el propio causante de la tristeza y de la soledad que suele invadirle. Por este camino nunca se librará de los dos males.
 
— El egoísta es capaz de mentir, de calumniar, de dañar para satisfacer sus bajas apetencias. De esta manera nunca experimentará el contento interior ni la alegría.
 
— El egoísta suele ser muy exigente para con los otros y muy poco para consigo mismo. Exige a todo el mundo, como si todos le debieran algo. Por este camino nunca hallará la alegría interior.
 
— El egoísta suele vivir en tensión continua, a veces con desasosiego interior. Nunca está satisfecho. Nunca tiene bastante. Su descontento es permanente.

¡Ah! y no cometamos el error que denuncia Morgan:
«¡Por no decir que es egoísta, se complace en decir que tiene personalidad!»
 
Labiche ofrece la definición siguiente:
«El egoísta es uno que no piensa en mí.»
 
El egoísta no estará contento ni vivirá la alegría.
Allí donde haya egoísmo no será posible la alegría.





Alimbau, J.M. (2001).  Palabras para la alegría. Barcelona: Ediciones STJ.
 
Religión en Libertad es gratis… pero necesita de tu ayuda para que siga existiendo
ReL te recomienda
¿Una iglesia más grande que el Vaticano? Existe, se encuentra en pleno África y éste es su origen
Así fue cómo la masonería intentó por todos los medios ocultar y reprimir el mensaje de Fátima
Según datos de Harvard y Virginia, los esposos que van a la iglesia son más felices y rompen menos
La religiosa agredida en Granada por un desconocido: «He pasado una noche horrorosa»
Primer viaje a España de Fernando Ocáriz como prelado del Opus Dei: también peregrinará a Fátima
Renunciar al mal sentimiento que me endurece el corazón
Comentarios
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
© 2017  |  www.religionenlibertad.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad