Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de religionenlibertad.com
Blog
Por qué, ¿qué?

Por qué, ¿qué?



    

Por qué, ¿qué?

Un pez muerto puede seguir la corriente, 
pero solo uno vivo puede ir contra ella.
-G.K.Chesterton-
  
─¿Por qué, Antonio?
─Por qué, ¿qué, Patxi?
─¿Por qué dejamos que la mentira, el engaño y la manipulación marquen el ritmo de nuestra sociedad?
─Buena pregunta. ¿Qué te ha pasado?
 
─Habíamos acordado, mis alumnos y yo, hablar del aborto. No llevaba ni cinco minutos hablando cuando veo al fondo de la clase una alumna con la cabeza agachada, las manos cubriendo la cara, y botando con disimulo sobre la silla intentando controlar los sollozos. Sorprendido, ofrecí la posibilidad de salir al baño si alguien se encontraba mal, todos callaron mirándose unos a otros y, repentinamente, esta chica dio un empujón a la mesa y salió corriendo sin reprimir los gemidos angustiosos que le ahogaban en el  sitio. 
Todos nos quedamos petrificados. Le pedí a una alumna, amiga de la chica, que me acompañara y fuimos al baño, donde la encontramos acurrucada en un rincón llorando desconsoladamente.
Tratando de calmarla le acaricié cariñosamente la cabeza y le dije:
 
─¿Cuánto hace que abortaste?
─Hace tiempo, me contestó encogida, sin moverse, pero no me lo puedo quitar de la cabeza.
─¿Por qué, Antonio, tenemos este amilanamiento si poseemos lo mejor y es bueno para todos? ¿Por qué hemos permitido el aborto que rompe a las personas y priva a los niños del don de la vida?
─Se me ocurren, Patxi, varios «quizás»: 
  • Quizás porque disfrazamos nuestra timoratez de prudencia.
  • Quizás porque somos más dados a las componendas que a la valentía.
  • Quizás porque tendemos más a ser pastores que pescadores.
  • Quizás porque nos gustan las homilías y nos asustan los altavoces.
  • Quizás porque nos arrastra la inercia en lugar de impulsarnos la creatividad. 
  • Quizás porque tenemos más de María que de Marta en lugar de buscar el equilibrio entre las dos. 
─Ya, Antonio, y ¿por qué?
─Quizás porque tenga razón Chesterton: «Un hombre puede combatir una afirmación con un razonamiento; pero una sana intolerancia es el único modo con que un hombre puede combatir una tendencia».
Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
ReL te recomienda
Un periodista gay señala la vida y el ambiente homosexuales como grandes causas de infelicidad
Persiguen y matan a los cristianos por el demonio: «Nos odia y suscita la persecución», dice el Papa
«Estamos viviendo un milagro; estamos viviendo por un milagro», confiesa un sacerdote iraquí
Hija de violación, esclava sexual a los 14 años, vendida a un mafioso... negarse a abortar la liberó
Macron, bautizado a los 12 años y contrario a la moral familiar católica, gran triunfador en Francia
3 detalles sencillos que ayudan a que tus cuentas en las redes sociales evangelicen con naturalidad
Comentarios
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
© 2017  |  www.religionenlibertad.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad