Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de religionenlibertad.com
Blog

La conversión se debe ver en las obras de la vida



    

 

¡Hola familia querida!, nos encontramos nuevamente para seguir dialogando en la fe con san Juan Pablo II, quien nos decía en el programa anterior “¡Cultivad con magnanimidad y lealtad el amor a la patria, mirando siempre también por el bien de toda la familia humana!”. Hoy le preguntamos ¿La conversión se debe ver en las obras de la vida? Le escuchamos:
 
“Amadísimos hermanos y hermanas: la respuesta la da la misma Sagrada Escritura en el libro de los Hechos de los apóstoles, capítulo 26, versículo 20: ‘Les prediqué que era necesario arrepentirse y convertirse a Dios, manifestando su conversión en obras’.
 
Con estas palabras, el mismo San Pablo, el Apóstol de las Gentes, compendia el contenido de su predicación. Él había ido por el mundo para difundir el mensaje de Jesús entre los hombres de su tiempo, repitiendo la invitación apremiante del Maestro: “Se ha cumplido ya el tiempo, y el reino de Dios está cerca: haced penitencia, y creed la Buena Nueva” (Mc 1, 15).
 
Toda la Iglesia, a lo largo de estos dos milenios de su peregrinación por esta tierra, no cesa de anunciar a toda la humanidad ese mensaje de penitencia y conversión a Dios. Un mensaje que es divinamente eficaz, porque en la fuerza de la Palabra y los Sacramentos opera el poder de Cristo, el Hijo de Dios encarnado.
 
Nuestra Madre la Iglesia, por ejemplo en cada Cuaresma, nos anima a “anhelar..., con el gozo de habernos purificado, la solemnidad de la Pascua, para que... por la participación en los misterios que nos dieron nueva vida, alcancemos la gracia de ser con plenitud hijos de Dios”. La liturgia nos llama a crecer en esa nueva vida que recibimos en el momento del bautismo, participando en los misterios de la muerte y resurrección de nuestro Salvador.
 
La penitencia y conversión, recuerdan, con particular intensidad, que para vivir como cristianos no basta haber recibido la gracia primera del bautismo, sino que es preciso crecer continuamente en esa gracia. Además, ante la realidad del pecado, resulta necesario arrepentirse y convertirse a Dios, manifestando la conversión con obras.
 
Es el paso de las tinieblas a la luz, del pecado a la gracia, de la esclavitud del demonio a la amistad con Dios, que tuvo lugar en las aguas de nuestro bautismo, y se vuelve a realizar cada vez que se recupera la gracia mediante el sacramento de la penitencia. Queridos hermanos y hermanas: ¡Vale la pena volver al Padre Dios  para ser perdonados!”
 
Hasta aquí sus palabras amigas que resuenan desde la eternidad hacia lo más profundo de nuestro corazón. “¡Vale la pena volver al Padre Dios para ser perdonados!” Nos encomendamos a tu intercesión querido papa santo y nos encontramos la semana que viene para dialogar en la fe contigo: san Juan Pablo II. ¡Bendiciones!
 
* Los textos originales de san Juan Pablo II pertenecen al Viaje Apostólico que realizó a la República Argentina, encuentro en la provincia de Salta, del 8 de abril de 1987.
Tu ayuda es vital para que Religión en Libertad vea la luz los 365 días del año
ReL te recomienda
¿Puede ser la solución de Kibeho un precedente para Medjugorje? El enviado del Papa lo deja entrever
Listos para salir de madrugada a las «urgencias» espirituales de Madrid, así son los curas del SARCU
29 cristianos asesinados en Egipto, al ser ametrallados los buses en los que peregrinaban
Un médico especialista en enfermos terminales y «vegetativos» desmonta los argumentos pro-eutanasia
Yo os aseguro, si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará
San Ragnulf de Thélus, mártir.
Comentarios
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
© 2017  |  www.religionenlibertad.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad